sábado, 15 de agosto de 2009

si algún día llegamos repentinos a la casualidad

dile que las agujas forman laberintos y lineas paralelas cuando se dejan caer de un polo y el invierno se entorpece en la mirada.
nunca sabe hacia donde esta el sur. mira sus piernas y desconfia de las brujulas y de las frutas con nombre asimetrico.
tiene el cabello corto.
tiene las esquinas de su cuerpo regadas por doquier. mañana le veran en un circo silbando freneticamente.

el polvo le inunda las ganas de buscar una salida, una emergencia urgente que no requiera monedas o cifras imposibles de distorsionar con los labios.
su memoria es un bosque encantado donde se producen combustiones y aceleraciones nerviosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario