sábado, 12 de septiembre de 2009

Los detectives se evaporan cuando ven que las chicas pelirrojas detienen el fuego con ecuaciones etílicas

Dices tequila y quieres un desierto que se escurra en cartas anónimas, dices vino y quisieras tener en las manos un libro que explote con solo pensar en su punto final.
Ella se sienta sobre la cama, la oscuridad le desabrocha la camisa, le sube la falda y le besa el cuello para terminar.

Hay sombras en el borde la ventana. Todo se reduce a una noche a solas con copas diminutas que se pierden en el paladar.

Dijo hasta luego y cerró la puerta. Las copas están mas vacías y ella cada vez esta mas al borde la cama. Ya no hay oscuridad que le sujete el cabello mientras enciende el cigarrillo.


un detective mas que se congela, otro que se evapora, otro que se vuelve liquido y húmedo a la vez cuando ella detiene el fuego con ecuaciones etílicas que encuentra en su chaqueta.

1 comentario: