domingo, 6 de septiembre de 2009

Porque tenes el cabello rojo y los ojos negros.

Esta mirando a través de la ventana. Ella camina de prisa y con el tiempo desesperado en la suela de sus zapatos. La dinámica de sus labios le divierte. Sobre todo cuando le besa y los espejos se convierten en detectives que arrojan las imágenes en silabas partidas.

Es medio día. nunca llega a ninguna parte. Como hacemos todos cuando escurrimos el mundo en un ángulo recto y caemos sin medir la distancia ni la aproximación. Ahora quisiera tomarla por la cintura. Invitarla a una botella de tequila y hablarle de climatología para despejar el cielo.

…que quiero despertar con vos todos los domingos porque tenes el cabello rojo y los ojos negros. No hace falta tener avioncitos de papel para conquistarme…

1 comentario: