sábado, 23 de enero de 2010

Tengo miedo Silvia.

-me voy de viaje.
-¿con quién?
-se llama Suzanne y usa guantas los viernes en la noche.

-¿A qué le tienes miedo Sam?
-A los espacios abiertos, a las arañas, a las mujeres que beben para olvidarlo todo, a los que se enamoran y no extrañan, a los kamikazes subterráneos, al tequila que sabe a prostituta, le tengo miedo a los gatos que hablan, a los hombres que miran de soslayo, le tengo miedo del miocardio, de los zapatos que llegan donde no deberían llegar, de los bandoneones, de los tangos que suenan raro cuando estoy triste, de las sábanas que guardan secretos, de las ventanas, de las aves que lo saben todo, de vos, de Simone, de Sara, del humo que generan cuando quieren irse, de las canciones que se quedan en la memoria infinitas veces, de los caleidoscopios, de la lobotomía, de Francia, de Baudelaire. Tengo miedo del invierno que se pega a los pulmones, del siete, de los etcétera que llegan a Manhattan, de las salas de cine, de mi obsesión por tenerlo todo bajo la misma manga, de los amantes, del ajedrez, de las mujeres que escriben bonito, de los que siempre dicen demasiado tarde, de la combustión espontanea. Le tengo miedo a todo, Silvia.

-Eso no es todo cariño.

3 comentarios:

  1. Lo curioso del miedo es que no sabes qué es lo próximo que va a cubrir.

    ResponderEliminar
  2. Yo tambien le tengo miedo a las mujeres que escriben bonito...¿y quien no?

    ResponderEliminar
  3. Yo bebo para olvidarlo todo, pero no lo consigo, me pueden el orgullo y la nostalgia; dicen que escribo bonito, pero quemo mis poemas metáfora a metáfora; le tengo miedo a los labios que saben a despedida, a las puertas abiertas, a no apoyar la escalera en la pared correcta(y ya sabes, cada paso es uno más hacia un lugar equivocado), a los hombres que me hacen enmudecer, a las cenizas aun calientes, a ennio morricone cuando me llega al alma, a los recuerdos que se despegan como velcro viejo, al temple, a los fanáticos, a mis neurosis... le tengo miedo a tantas cosas, pero sobre todo, me tengo miedo a mi misma.

    ResponderEliminar