lunes, 19 de abril de 2010

tan vacia

No se detiene porque ya es tarde, porque la puerta que tenia que abrir la dejó para abrirla luego, cuando los números se rindieran dejando de entorpecerle la mirada. Ella, caminando por una ciudad que se ahoga en humo y paréntesis. No es fácil reconocerla entre los transeúntes, a pesar del paraguas y la mirada rota que disimula con mucho maquillaje. Si él la siguiera a donde va, solo vería un pasillo, el olor a hospital y un poema en otro idioma.
Esa bomba que estalla cada cinco minutos le esta volviendo a molestar, ese ruido que viene de dentro se le esta quedando con la respiración en las manos.

Un poquito de vodka no le haría daño a una chica con soledad higroscópica, no ahora, que todo excede la velocidad de la luz.

2 comentarios:

  1. ponle mucho hielo, ponle todo el hielo que encuentres

    ResponderEliminar
  2. lleva paraguas pero me la imagino mojada, con el maquillaje a corros.
    conseguiste llegar al vacío.

    un saludo!

    ResponderEliminar