lunes, 21 de junio de 2010

de nuestro silencio antes y después de.

Me miró con un poquito de helado desbordándosele por la comisura del labio. ¿De qué esta hecha el alma?, me preguntó. Tarde un rato en atravesar la profundidad de esas palabras y la edad de aquella niña con un centenar de preguntas extrañas. Le dije que el alma estaba hecha de tequila, de humo, de ron con coca cola, de catástrofes, de excusas, fatalidad y gasolina. Quizá también este hecha de plutonio, de recuerdos no, de eso esta hecho el pasado, y en el alma no hay pasado, no hay tiempo, el espacio allí opera en contra de finales y de comienzos también.
Siguió comiéndose el helado, luego me dijo que era hora de regresar, que el frio se le estaba hundiendo en las manos.

4 comentarios:

  1. en el alma no hay pasado, no hay tiempo

    ResponderEliminar
  2. Me encantan tus textos, escribes genial!
    Te sigo ^^
    besos!

    ResponderEliminar
  3. Una pregunta dificil de contestar.

    Me gustan los pájaros que no le temen a la lluvia y dejan que les moje.

    ResponderEliminar
  4. no suelo leer en blog cosas tan sumamente bien escritas

    ResponderEliminar